Idioma:
El ABC del neumático
El ABC del neumáico
Guía básica

El ABC del neumáico

Edad de los neumáticos

¿Durante cuanto tiempo mantiene un neumático sin usar las propiedades de un producto nuevo? Es una pregunta muy interesante que hasta ahora muchos sectores industriales no han podido responder claramente. Al comprar un yogur, el consumidor echando un vistazo a la fecha de caducidad sabe enseguida, si no debe comprar un producto cuando éste ha sobrepasado el margen de tolerancia personal. Sin embargo, ¿cuál es la fecha de caducidad de un neumático para automóviles?

Una directriz publicada por la asociación comercial de la industria del caucho alemana sobre los neumáticos para automóviles dice al respecto: “Neumáticos envejecen debido a procesos físicos y químicos. Neumáticos que no se usan o que se usan con poca frecuencia también se ven afectados por este proceso de envejecimiento. Para contrarrestarlo se añaden substancias a las mezclas que previenen la disminución del rendimiento de las reacciones químicas con el oxígeno y el ozono. Gracias a ello, un neumático almacenado en condiciones adecuadas mantiene también las propiedades de un producto nuevo por muchos años sin que sus prestaciones se vean mermadas."

Por iniciativa y bajo la dirección de la asociación alemana de distribuidores de neumáticos y talleres de vulcanización (BRV), los principales representantes de la industria alemana de neumáticos han dado una respuesta a la pregunta que una y otra vez se trató en el pasado y sobre la que había siempre diferentes interpretaciones emitiendo una declaración conjunta clara en septiembre de 2001 sobre cuál debe ser el máximo periodo de vida de los neumáticos ya que con anterioridad solo se hablaba de “largo período de tiempo”. Las empresas Bridgestone/Firestone, Continental, Dunlop, Goodyear, Michelin y Pirelli recomiendan de forma unánime a los propietarios de automóviles y a los comerciantes de neumáticos que se aseguren a la hora de comprar o vender neumáticos para automóviles de que no hayan transcurrido mas de los ¡5 años! desde la fecha de producción. Lo que significa que un neumático sin utilizar que haya sido almacenado de forma correcta, solo se le considera como un producto nuevo hasta 5 años después de la fecha de fabricación y por lo tanto también puede ser vendido como si lo fuera.

Aunque esta declaración no excluye que con conocimiento suficiente de las condiciones de uso se puedan montar también neumáticos cuya fecha de fabricación supere los 5 años. Sin embargo, tanto comerciantes de neumáticos como consumidores tienen ahora una mayor seguridad jurídica, pues, ¿quién sino que el propio fabricante hubiera podido pronunciarse claramente considerando las leyes sobre productos defectuosos y garantías legales y haberlo hecho válidamente a efectos de dichas leyes?

La fecha de fabricación de los neumáticos “se revela” a través del número DOT de cuatro dígitos grabado en el flanco del neumático. Detrás de “DOT” los dos primeros números de las cuatro cifras en total indican la semana del año y los dos siguientes el año de fabricación, así que por ejemplo, el número 2200, significa que el neumático se fabricó en la semana 22 del año 00 (es decir, del año 2000).

Independientemente de la fecha de fabricación, la obligación de otorgar una garantía legal comienza a partir de la fecha de compra del neumático.

Sin embargo, no solo al comprar neumáticos se recomienda echar un vistazo al año de fabricación. Automovilistas responsables deberían revisar de vez en cuando la antigüedad de sus neumáticos. En este caso la industria recomienda que el período de vida de los neumáticos no debe superar los 10 años. Los neumáticos de automóviles que tengan más años, solamente deben ser usados en principio, si con anterioridad han sido utilizados en condiciones de conducción normales. Además, tampoco se deben permutar, sino únicamente desgastar por completo en la rodadura actual.

No obstante, la regla de los 10 años solo es válida para automóviles. Los neumáticos para caravanas, remolques u otros vehículos utilizados por temporadas u ocasionalmente, es decir, que no se usan con regularidad, envejecen con mayor rapidez. Básicamente en este caso la regla es la siguiente: después de un largo periodo de inactividad de un vehículo se deben revisar los neumáticos y la rueda de repuesto antes de iniciar un viaje para comprobar si están en buen estado de funcionamiento. Además, por ejemplo en Alemania, en los remolques que permiten al vehículo circular a la velocidad de 100 km/h (según art. 18 del Código de Circulación alemán StVO) no se pueden montar neumáticos con antigüedad mayor de 6 años. La asociación alemana de distribuidores de neumáticos y talleres de vulcanización recomienda también cambiar los neumáticos de los vehículos utilizados por temporadas u ocasionalmente después de 6 años, aunque a más tardar después de 8 años.

Los automovilistas que se no están seguros de comprobar por si mismos de forma correcta la antigüedad y el estado de sus neumáticos y quieren ir sobre seguro, deben dejar la revisión periódica de su vehículo en manos de los especialistas de neumáticos en el comercio. También se recomienda acudir a un experto a la hora de almacenar los neumáticos de verano o bien al almacenar los neumáticos de invierno. Los comerciantes de neumáticos ofrecen este servicio por poco dinero y se recomienda porque un almacenamiento de neumáticos organizado de forma profesional no solo asegura de la óptima vida útil de los neumáticos. Además de ofrecer el servicio de almacenamiento, los expertos comprueban sus neumáticos, de tal manera que solo neumáticos en perfecto estado volverán a ser montados en su vehículo en la nueva temporada.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Equilibrado

El correcto montaje de neumáticos requiere también un equilibrado. Es suficiente una descompensación de diez gramos del neumático para hacer un efecto comparable a 2,5 kilos mediante la fuerza centrífuga durante la marcha a una velocidad de 100 km/h. El primer indicio de que hay un desequilibrado se suele notar la mayoría de las veces porque se origina una vibración al rodar a velocidades altas.

Hay que diferenciar dos tipos de equilibrado:
  • Equilibrado estacionario:En el equilibrado estacionario las ruedas se tensan en una máquina de equilibrado y se ponen en rotación. Así pueden determinarse distribuciones desiguales de masa de los neumáticos y de las llantas. Cuando su masa no está uniformemente repartida y la rueda sólo tiene un lado pesado, se habla de un desequilibrado estático. En el caso de que tenga dos lados pesados, en la parte interna y externa de la rueda, hay un desequilibrado dinámico. Estos desequilibrios se compensan de forma individual por medio de pesos que se ajustan a la rueda.
  • Equilibrado dinámico: Aunque ya se haya realizado un equilibrado estacionario, una rueda bien equilibrada, después de haberla montado en el vehículo, puede volver a presentar un desequilibrio. Esto se debe a que el equilibrado estático y dinámico sólo se realiza en la rueda. Al realizar un preciso equilibrado dinámico, la rueda y el soporte de la rueda se consideran como unidad. Las tolerancias de fabricación del buje del vehículo, descompensación restante del buje y descompensación en el tambor de freno o en el disco de freno se incluyen en el proceso de equilibrado.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Fidelidad a la marca

07.06.2012---- 9:30

Además de indicaciones sobre las medidas principales y las medidas alternativas homologadas de los neumáticos/llantas, en muchos permisos de circulación también aparecían hasta febrero del 2000 indicaciones que establecían la marca del neumático, es decir, el conductor y los comerciantes de neumáticos se veían obligados a montar determinadas marcas de neumáticos aunque a lo mejor hubiera otros modelos mejores o más económicos de otras marcas con las mismas medidas y la misma calidad.

Esta normativa que obligaba a montar neumáticos de una marca en concreto (“fidelidad a la marca”) fue revocada en Alemania por el ministerio de transportes. Con esta revocación las indicaciones que, dado el caso, aparecen en la documentación del vehículo ya no tienen validez jurídica directa y solo hay que considerarlas como una recomendación.

Pero de acuerdo con el Decreto-Ley alemán sobre la autorización de vehículos en el tráfico (StVZO) esto también implica mayor responsabilidad para el propietario del vehículo/conductor. Según ella se le obliga a que el vehículo esté en condiciones de circular de forma segura y de esta manera también se hace responsable de que no haya problemas de seguridad por usar neumáticos conforme a las medidas indicadas en la documentación del vehículo.

Solo habría que continuar siguiendo las recomendaciones del fabricante referentes a la velocidad máxima indicadas en la documentación del vehículo. Esta velocidad máxima comienza cuando se alcanza el índice de velocidad V y concierne especialmente a los neumáticos con el código W, Y y ZR.

Para los vehículos deportivos autorizados para la circulación, como por ejemplo Porsche, Ferrari o Corvette, se recomienda también que se cumplan todas indicaciones de la documentación del vehículo o del fabricante del automóvil.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Sistema de inflado de nitrógeno

El aire normal se escapa del interior del neumático poco a poco, por lo tanto es normal que los neumáticos pierdan aire con regularidad y haya que revisar y corregir la presión. Una alternativa a los métodos convencionales de inflado de los neumáticos es el nitrógeno, un aire atóxico y no inflamable cuyas moléculas son mayores que las del aire. Además, el escaso coste económico de inflar los neumáticos con nitrógeno se amortiza rápidamente ya que la presión de los neumáticos permanece estable durante mayor tiempo y disminuye así la frecuencia con la que hay que realizar las sucesivas revisiones. El inflado con nitrógeno también disminuye el desgaste de los neumáticos, aumenta su kilometraje y ofrece mayor seguridad en las curvas y una óptima distancia de frenado.

Si el neumático inflado con nitrógeno pierde presión se puede volver a inflar o con nitrógeno o con aire normal.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Neumáticos para todo el año

En el ámbito de los neumáticos para automóviles, además de los neumáticos de verano y de invierno, también se ofrecen los así llamados neumáticos para todo tipo de clima o para todo el año. Nombres como "Allweather" o "All Season" hacen referencia a los símbolos especiales que también aparecen en el flanco del neumático - un copo de nieve, una hoja, un sol y gotas de lluvia - que simbolizan las diferentes condiciones climáticas para las que el neumático es apto.

Evidentemente estos neumáticos representan un compromiso ya que no consiguen alcanzar el máximo rendimiento que ofrecen los neumáticos especiales para la conducción en verano o invierno. Estos neumáticos son una buena alternativa especialmente para aquellos conductores que circulan por terrenos llanos y que en caso de condiciones climáticas extremas también pueden dejar su automóvil en casa.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Índice de velocidad/Speed index

El código que aparece en el flanco de cada neumático compuesto por una o dos letras y un número indica la velocidad máxima permitida a la que se puede someter dicho neumático.

Por ejemplo: 195/65 R 15 H - H significa “hasta 210 km/h".

Las siguientes letras son las que aparecen con más frecuencia en el índice de velocidad de los neumáticos para automóviles:

  • Q = 160 km/h
  • R = 170 km/h
  • S = 180 km/h
  • T = 190 km/h
  • H = 210 km/h
  • V = 240 km/h
  • W = 270 km/h
  • Y = 300 km/h
  • ZR = más de 240 km/h

En la documentación de su vehículo (permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica) puede encontrar qué tipo de neumáticos están permitidos para su vehículo.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Marcaje de los neumáticos

Las disposiciones legales sobre el marcaje de los neumáticos están fijadas en el art. 36 del Decreto-Ley alemán sobre la autorización de vehículos en el tráfico (StVZO) y en la “normativa europea sobre el etiquetado de neumáticos. En ellas se establece que:

en los neumáticos para vehículos que circulan a una velocidad de más de 40km/h, además del nombre o marca del fabricante se debe indicar la siguiente información:

  • Anchura del neumático
  • Relación nominal de aspecto
  • Tipo de construcción del neumático
  • Diámetro de la llanta
  • Código de carga
  • Índice de velocidad y dado el caso la/s siguiente/s indicación/es: TUBELESS, M+S (M&S, M.S.), REINFORCED
  • Fecha de fabricación (3 dígitos, las dos primeras cifras indican la semana de fabricación y la tercera cifra el año).

Por ejemplo: 225/60 R 15 96 W

  • 225 Anchura del neumático en milímetros
  • 60 Relación entre la altura y la anchura del neumático expresada en porcentaje
  • R Tipo de construcción del neumático (radial)
  • 15 Diámetro de la llanta en pulgadas
  • 96 Código de carga del neumático
  • W Índice de velocidad (W = 270 km/h)

La semana de fabricación y el año para averiguar la fecha de fabricación de los neumáticos se indica después de las letras ”DOT”. Las siglas DOT hacen referencia al Ministerio de Transporte de Estados Unidos, es decir, que cumplen con la normativa estadounidense FMVSS n.°119.

En los neumáticos fabricados hasta el 1999, el número DOT de tres dígitos aparece detrás de “DOT“ y de las dos siguientes combinaciones de cuatro letras. Los dos primeros dígitos hacen referencia a la semana de fabricación y el último dígito al año de fabricación. Por ejemplo: 434 significa que el neumático se fabricó en la semana 43 del año 1994. La mayoría de los fabricantes de neumáticos añadió un triángulo después del número DOT para indicar el período de fabricación del 1990 al 1999.

A partir del 2000 el número DOT pasó a tener cuatro dígitos. Los dos primeros indican la semana de fabricación y los dos últimos el año por lo que por ejemplo, el número 0100, significaría que el neumático se fabricó en la primera semana del 2000.

Los neumáticos de invierno y los neumáticos para todo el año llevan además la indicación "M+S".

Los neumáticos recauchutados, o también denominados neumáticos renovados, llevan marcado la "R", "retread" o "retreaded". La fecha de recauchutado/renovación se indica de la misma forma que la fecha de fabricación en neumáticos nuevos.

Además, en los neumáticos también podemos encontrar otras indicaciones, como por ejemplo la palabra "rotation" que indica que estos neumáticos solo tienen un único sentido de rodadura válido. También aparece la letra “E” seguida de un número, por ejemplo E4, y esta indicación alfanumérica representa una marca de homologación. Los neumáticos con esta marca de homologación cumplen con reglamento europeo. El número indica en que país el neumático fue homologado y en este caso el número 4 indica que se homologó en los Países Bajos (E4). Todos los neumáticos fabricados a partir del uno de octubre de 1998 tienen que llevar esta marca de homologación. El permiso de circulación general del vehículo dejará de tener validez, si los neumáticos montados no están debidamente marcados.

En la documentación de su vehículo (permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica) puede encontrar qué tipo de neumáticos están permitidos para su vehículo.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Almacenamiento

En general se deben almacenar en verano los neumáticos de invierno y durante los meses de invierno los neumáticos de verano antes de volver a montarlos. La forma más fácil para los conductores es hacer uso del servicio de almacenamiento de bajo coste que ofrecen los especialistas de neumáticos en el comercio. Los neumáticos no solo serán almacenados allí de forma adecuada por una pequeña cantidad de dinero, sino que también los limpiarán y revisarán si están en buen estado.

Si usted mismo quiere almacenar sus neumáticos, deberá tener en consideración los siguientes consejos:

Antes de desmontarlos marque la posición y la dirección de giro:

  • DD = delantera derecha
  • DI = delantera izquierda
  • TD = trasera derecha
  • TI = trasera izquierda

Limpie la banda de rodamiento quitando posibles restos que se hallen en las ranuras.

Elija un lugar frio y seco para el almacenamiento de los neumáticos en el que no estén en contacto con gasolina o aceites, ni tampoco con lubricantes o productos químicos.

Neumáticos montados sobre llantas, se deben apilar en posición horizontal y a ser posible sobre un palet de madera. Sin embargo, los neumáticos que no estén montados en llantas deben ser almacenados en vertical y se deben girar con regularidad.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Presión de los neumáticos

Numerosos daños en los neumáticos y accidentes de vehículos están directamente relacionados con una presión de inflado incorrecta. Además, la presión de los neumáticos también tiene un papel determinante en el desgaste de los neumáticos y en el consumo de carburante.

Precisamente la baja presión en el neumático tiene efectos considerables a nivel económico y medioambiental:

  • Una presión insuficiente de 0,2 bar supone un porciento más de consumo de carburante y acorta un 10% la vida útil del neumático.
  • Una presión insuficiente de 0,4 bar ocasiona un 2% más de consumo de carburante y acorta en 25% la vida útil del neumático.
  • Una presión insuficiente de 0,6 bar aumenta incluso en 4% el consumo de carburante y acorta al mismo tiempo en un 45% la vida útil del neumático.

Según un fabricante estadounidense de neumáticos, se despilfarran diariamente 6,1 millones de dólares en las autopistas americanas debido a que un 28% de los estadounidenses circula con una presión más baja de lo indicado en los neumáticos.

Además, es muy peligroso circular con una presión en los neumáticos inferior a la debida. El rodaje excesivo de neumáticos desinflados incrementa la temperatura en la zona de la carcasa hasta 130°C lo que, en el peor de los casos, puede llevar a un reventón.

La presión de inflado de los neumáticos indicada por el fabricante del vehículo la encontrará anotada en el manual de instrucciones del vehículo y por ejemplo en tapa del depósito de combustible o en la moldura de la puerta. La comprobación de la presión de los neumáticos debe realizarse al menos cada cuatro semanas pero se recomienda que se haga cada vez que realice una parada para repostar. Tenga en cuenta que el control de la presión se debe realizar con los neumáticos en frio ya que los neumáticos calientes tienen una presión más elevada. Por eso NUNCA desinfle neumáticos calientes.

Y no olvide comprobar también la presión de la rueda de repuesto ya que en caso de emergencia la necesitará con urgencia y deberá estar inflada correctamente para poder montarla.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Corrección de la excentricidad

Tanto para neumáticos como para ruedas existen los así denominados “valores de tolerancia“. Si dos desigualdades coinciden por casualidad, entonces existe la posibilidad de llevar a cabo una corrección. Para ello se debe desinflar el neumático y girar un cuarto de vuelta el neumático sobre la llanta hasta minimizar el alabeo o la excentricidad radial (alabeo = desviación lateral en la dirección del desplazamiento, excentricidad radial = desviación en dirección vertical).

En casos excepcionales de excentricidad es necesario realizar un ajuste. Para ello se requiere una maquina especial con la que se reduce o elimina completo la excentricidad radial eliminando goma de la banda de rodadura. No obstante, hoy en día apenas se dan casos de fallos de producción de este tipo.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Mezcla de diferentes tipos de neumáticos

Según el Decreto-Ley alemán sobre la autorización de vehículos en el tráfico (StVZO, §36), solo está prohibido el montaje de neumáticos de diferente tipo de construcción, es decir, no está permitido utilizar en un vehículo neumáticos radiales y diagonales.

Sin embargo, cuando se habla de “mezclar diferentes tipos de neumáticos”, la mayoría de la gente piensa en utilizar al mismo tiempo neumáticos de verano y de invierno o en montar neumáticos de diferentes dibujos, tamaños, fabricantes, etc. En este caso solo está totalmente prohibido el montaje de neumáticos de diferentes tamaños, exceptuando el uso de la rueda de repuesto en caso de avería durante el trayecto al taller. Existe otra excepción con algunos modelos de automóviles deportivos, pero en este caso debe estar especificado explícitamente en el permiso de circulación que está autorizado utilizar neumáticos delanteros y traseros de diferentes tamaños.

Aunque no esté terminantemente prohibido, los expertos en neumáticos y los fabricantes de vehículos recomiendan utilizar solo neumáticos de un mismo fabricante y del mismo tipo de dibujo.

Especialmente puede afectar de forma peligrosa al comportamiento del vehículo en la calzada, si en un mismo vehículo se montan a la vez neumáticos de verano y de invierno. La diferente profundidad del dibujo de cada uno de estos neumáticos ha sido desarrollada en función de las condiciones específicas de uso. Según el estado de la carretera y de las condiciones de uso, si se montan a la vez neumáticos de invierno y de verano ocurre que un tipo de neumático se agarra bien a la carretera, mientras que el otro tipo alcanza su límite de adherencia o incluso lo sobrepasa. En pavimento resbaladizo durante la época invernal, los neumáticos de verano comienzan a patinar antes y el eje equipado con dichos neumáticos se bloquea inmediatamente al frenar.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Neumáticos M+S

Coloquialmente se denominan “neumáticos de invierno” y todos los conductores deben ser conscientes de que tienen que cambiar a tiempo sus neumáticos de verano por los de invierno. A tiempo significa: antes de que caigan las primeras nevadas.

Los modernos neumáticos de invierno están diseñados de tal forma que no solo permiten circulación sin problemas cuando hay placas de hielo o nieve, sino también con temperaturas por debajo de los 7°C. Debido a la mezcla de goma de la que están fabricados, los neumáticos de verano no se agarran tan bien al suelo y pierden adherencia a temperaturas bajas y siendo por tanto la distancia de frenando más larga, incluso cuando el suelo está seco o mojado. Con los neumáticos de invierno se reduce la distancia de frenado en caso de nieve hasta en un 20% en comparación con los neumáticos de verano. Con los neumáticos anchos, ya se obtienen esos resultados a temperaturas de 10°C. Además hay que advertir que los sistemas ABS, ESP o TCS no remplazan a los neumáticos de invierno ya que tan solo son sistemas electrónicos de seguridad.

Naturalmente es importante que el dibujo de los neumáticos de invierno tenga una profundidad adecuada. Si la profundidad es inferior a 4 mm, aumenta considerablemente el riesgo de aquaplaning, disminuye claramente la tracción y la fuerza de frenado y solo ofrecen las características de conducción de los neumáticos de verano.

Además, los automovilistas que no quieren malgastar su dinero, deben considerar que en caso de siniestro muchas compañías de seguros se niegan asumir la responsabilidad total, si no se han montado los neumáticos adecuados para la estación del año correspondiente. Porque cuando la carretera presenta condiciones invernales no solo hay problemas en caso de accidente, sino que también puede costar mucho dinero.

A la hora de montar los neumáticos de invierno hay que tener en consideración lo siguiente:

  • Realice el montaje de los neumáticos M+S en todas las ruedas y no solo en las ruedas de un solo eje.
  • Debe equilibrar todas las ruedas después de haberlas montado.
  • Se debe colocar un adhesivo a la vista del conductor con la velocidad máxima del neumático y dicha velocidad no deberá superarse mientras se utilicen estos neumáticos.
  • En el manual de instrucciones del vehículo encontrará la presión de inflado adecuada para los neumáticos de invierno.
  • Antes se recomendaba aumentar la presión de inflado a los neumáticos de invierno entre 0,2 y 0,3 bar más respecto a los neumáticos de verano de igual tamaño, pero hoy en día ya no es necesario. Los nuevos neumáticos de invierno, algunos de ellos de velocidad elevada (de hasta 240 km/h), necesitan el contacto total con el suelo para transmitir las mejores características de conducción en seco y mojado de estos nuevos neumáticos de invierno sobre la carretera.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Neumáticos/sistemas antipinchazos y sistemas de control de presión de aire

Estos sistemas de seguridad cobran cada vez mayor interés público porque, además de aportar mayor seguridad, también aumenta el número de vehículos y de modelos que vienen equipados de serie con ellos. Mientras que los sistemas de control de presión de aire comprueban constantemente la presión de los neumáticos y advierten al conductor cuando la presión del neumático varía de la presión programada, los neumáticos o sistemas antipinchazos garantizan la máxima seguridad en caso de pinchazo y además, hacen que ya no sea necesario llevar la rueda de repuesto. Este tipo de neumáticos permite que se pueda recorrer una distancia de hasta 200 km para llegar al próximo taller a una velocidad máxima de 80 km/h. A favor de los sistemas antipinchazos hay más de un argumento; ya no es necesario cambiar el neumático en el sitio donde ha ocurrido el pinchazo, se tiene más espacio en el maletero y disminuye el consumo de carburante debido al ahorro de peso. El único aspecto negativo es la técnica moderna de la que están provistos estos sistemas, ya que la compleja electrónica de estos sistemas de seguridad requiere necesariamente que el servicio de cuidado y mantenimiento sea realizado por expertos.

La asociación alemana de distribuidores de neumáticos y talleres de vulcanización (BRV) informa a sus socios sobre el estado actual de la técnica de estos sistemas en el mercado y facilita documentación escrita, así como ofertas de perfeccionamiento y montaje para que en las empresas asociadas dispongan siempre del conocimiento específico necesario.

Quien quiera saber si su vehículo está equipado con neumáticos/sistemas antipinchazos y/o un sistema de control de presión de aire o si se puede montar posteriormente en el vehículo, puede ver aquí el actual resumen (documento Word 1,3 MB).

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Profundidad del dibujo

Especialmente cuando se circula sobre calzada mojada, barro y nieve, la seguridad en carretera depende sobre todo de la profundidad del dibujo de la rueda. La profundidad del dibujo de los neumáticos nuevos de un turismo es de alrededor 9 mm y la reglamentación establece una profundidad del dibujo mínima de 1,6 mm.

Controlando los indicadores de desgaste (resaltes en el fondo de las ranuras del dibujo), se puede averiguar si se ha alcanzado la profundidad mínima permitida. Los resaltes aparecen marcados con la abreviatura “TWI” (indicador del grado de desgaste) y también son posibles otras marcas, como por ejemplo, el muñeco de Michelin en los neumáticos de Michelin. Si los indicadores de desgaste son claramente visibles y están a la misma altura que el resto de la banda de rodadura, entonces se ha alcanzado la profundidad mínima de 1,6 mm.

Tenga en cuenta que se podrá multar con 150 euros por neumático a los conductores cuyos neumáticos tengan una profundidad del dibujo inferior, e incluso se les podrá quitar puntos del carnet.

Pero los conductores deben evitar que esto ocurra y para ello los expertos recomiendan:

  • Cambiar los neumáticos de verano del turismo cuando la profundidad del dibujo restante sea inferior a 2 mm
  • En el caso de los neumáticos anchos la profundidad no debe ser inferior a 3 mm
  • Los neumáticos de invierno pierden ya gran parte de sus cualidades características cuando uando la profundidad de dibujo restante alcance los 4 mm

Un conductor que no cambie sus neumáticos hasta llegar al limite legal permitido de degaste, no actúa contra la ley pero en caso de accidente arriesga perder la cobertura de su seguro. La Audiencia Provincial de Itzehoe entendió, con respecto a un caso de este tipo, como “negligencia grave” cuando se produce un accidente sobre calzada mojada.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Tuercas de las ruedas/Par de apriete

El principio de apretar tornillos “cuanto más fuerte más seguro” no siempre es válido. Si los pernos y las tuercas de las ruedas se aprietan demasiado o de forma desigual, puede originar deformaciones en la rótula, en el disco de freno y en la llanta. Para apretar correctamente los pernos o las tuercas se deberá utilizar una llave dinamométrica y se apretarán en cruz. Esta llave obtiene con un par de ariete prederterminado por el fabricante en comercios especializados en accesorios y recambios para automóviles.

Los pares de apriete para llantas de metal ligero y acero nos son iguales en todos los vehículos. Se recomienda leer con cuidado el manual de instrucciones aunque es más fácil y más seguro dejar esta tarea en manos de especialistas.

Además, el especialista también volverá a apretar las tuercas de las ruedas después de haber recorrido un cierto número de quilómetros (después de un mínimo de 20 km y 200 km como máximo).

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Reescuturable

Si en un flanco del neumático figura la inscripción “regroovable”, significa que el neumático puede volver a grabar la banda de rodadura, es decir, se puede aumentar la profundidad de las ranuras de la banda de rodamiento. En los neumáticos para turismos no se podrá encontrar esta inscripción ya que el uso de neumáticos reesculturados para turismos y motos está legalmente prohibido.

Sin embargo, en los neumáticos para vehículos industriales está permitido el reesculturado profesional de las ranuras de la banda de rodamiento prolongando así la vida útil del neumático. A la hora de construir los neumáticos, los fabricantes lo han tenido en cuenta y el reesculturado de la banda de rodadura solo está permitido si lo realiza un especialista según las indicaciones del fabricante.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Compra de neumáticos y montaje

En la documentación del vehículo, se indican qué tipo de neumáticos están permitidos para su turismo. Compre y monte solo neumáticos que estén permitidos para su automóvil, sino el permiso de circulación de su vehículo dejará de tener validez.

El principio básico es el siguiente: se deben cambiar al mismo tiempo los neumáticos de un mismo eje. Tampoco se deben montar en mismo eje neumáticos de diferentes fabricantes, de diferente dibujo o de diferente profundidad de dibujo ya que esto podría mermar las características de conducción y frenado del vehículo.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Reforzado

Neumáticos para automóviles en los que figura la inscripción “reinforced” están reforzados, es decir son productos para furgonetas o vehículos comerciales con mayor capacidad de carga que neumáticos normales. La inscripción "XL - Extra Load" también significa lo mismo.

En la documentación del vehículo, se indican qué tipo de neumáticos están permitidos para su vehículo.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Daños y reparación de neumáticos

Los neumáticos modernos son muy resistentes pero naturalmente no están a salvo de daños ocasionados por su utilización. El número de accidentes de automóvil causados por defectos técnicos y falta de mantenimiento de los neumáticos sigue siendo alto. En el 1999 murieron 37 personas y hubo 2.045 heridos porque los daños en los neumáticos habían provocado un “accidente grave” con el automóvil.

Las causas de los defectos más comunes:

  • Presión de inflado demasiado baja
  • Daños ocasionados por circulara a gran velocidad sobre bordillos, baches, etc.
  • Daños ocasionados por cuerpos extraños
  • Daños ocasionados por su limpieza a presión
  • Daños ocasionados por aceites y carburantes

Las personas que no son expertas en la materia pueden apreciar a simple vista muchos de estos daños. Por eso haga el esfuerzo de comprobar periódicamente el estado de sus neumáticos. Los comerciantes especializados en neumáticos también le ofrecen un servicio de bajo coste para revisar el estado de sus neumáticos. Indicios sospechosos que puede observar al comprobar los neumáticos son por ejemplo cortes, grietas, abolladuras o desprendimientos de trozos de goma de la banda de rodadura y naturalmente también lo son la presencia de cuerpos extraños en los neumáticos como por ejemplo clavos. Muy a menudo se aprecia también un desgaste desigual de la banda de rodadura causado la mayoría de las veces por defectos en el chasis o en la dirección. Aunque los frenos y el desequilibrado de la rueda también pueden provocar este tipo de desgaste desigual. Si aprecia algún daño o anomalía en sus neumáticos, deberá dirigirse lo antes posible a un taller especializado.

Algunos de los daños en los neumáticos se pueden reparar lo que permite ahorrar dinero y recursos. Sin embargo, no se puede generalizar qué tipo de daños en los neumáticos se pueden reparar sin tener que hacer compromisos en materia de seguridad. No obstante, muchas veces es inevitable el tener que cambiar el neumático defectuoso. Finalmente solo el especialista es quien puede valorar esto.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Retreadable

En numerosos neumáticos para turismos y camiones se puede leer la palabra "retreadable". La traducción de esta palabra inglesa sería recauchutable, es decir, si los neumáticos están desgastados pero la carcasa está en perfecto estado, entonces se pueden recauchutar.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Recauchutado

Casi el 50% de todos los neumáticos montados en vehículos industriales están recauchutados aunque en los turismos el porcentaje es menor. Por otro lado, el porcentaje de los neumáticos de verano que están recauchutados es de un 5% y en cambio, el de los neumáticos de invierno se estima entre un 15% y un 20%.

Hay que destacar dos motivos para el uso de neumáticos recauchutados:

  • El precio: en comparación con otros neumáticos nuevos, los neumáticos recauchutados son según su tamaño entre un 30% y un 45% más baratos.
  • La contribución al medio ambiente: en el proceso de recauchutado de los neumáticos se reutiliza una gran parte del neumático gastado ya que únicamente se renueva la banda de rodadura. Gracias al recauchutado, se prolonga el período de vida útil de la carcasa ya que se reutiliza y ya no tiene ser quemada o desechada antes de tiempo. Esto beneficia también al medio ambiente puesto que se tienen que desechar menos neumáticos usados y se ahorran recursos con el recauchutado. Se estima que en el proceso de recauchutado se ahorra un 70% de recursos en comparación con el proceso de producción de nuevos neumáticos.

Precisamente el aspecto económico juega un papel determinante en el uso de neumáticos recauchutados para camiones ya que estos neumáticos cuestan alrededor de la mitad de los neumáticos nuevos. Desde hace algunos años este argumento ha dejado de tener importancia en el recauchutado de neumáticos para turismos ya que se ofertan en el mercado un gran número de nuevos neumáticos a bajo coste, sobre todo procedentes de lejano oriente. Muchos conductores eligen estos neumáticos sin tener en cuenta la calidad real.

Porque muchos neumáticos recauchutados, especialmente las marcas Rigdon, Securo, Condor y Ökon, no tienen nada que envidiarle a los neumáticos nuevos. Los neumáticos provienen de empresas que se han organizado en el colectivo de recauchutado industrial (AIR) perteneciente a la asociación alemana de distribuidores de neumáticos y talleres de vulcanización (BRV), para poner en conjunto altos estándares para asegurar la calidad en el proceso de recauchutado. En general, su calidad y seguridad es mejor que la de los neumáticos baratos importados y también consiguen el nivel de calidad de los neumáticos de marca. Sin embargo, sigue habiendo prejuicios sobre su falta de prestaciones en la carretera y seguridad.

Aclarar el proceso de recauchutado nos servirá para eliminar los prejuicios:

Antes de iniciar el recauchutado, la carcasa, es decir un neumático desgastado, debe pasar un control inicial en el que se vuelven a revisar ópticamente todos los neumáticos usados ya clasificados. Los neumáticos que tengan daños en el exterior se separarán del resto y no se permitirá su recauchutado. Solo el 30% de todos los neumáticos usados pasa este control inicial. Desbarbadoras asistidas por ordenador eliminan la banda de rodadura gastada de la carcasa con exactitud milimétrica sin causar ningún daño. Después del desbarbado, cada neumático se vuelve a revisar cuidadosamente y si existe la más pequeña irregularidad en la base de la carcasa ya no se utiliza para el recauchutado. La máquina de extrusión controlada por una plantilla genera la mezcla de caucho virgen que se corresponde con la composición de los neumáticos nuevos. Se vuelven a medir los neumáticos en bruto y se les lleva a la prensa correspondiente. En un proceso de vulcanización a presión (aprox. 15 bar) y a una temperatura de unos 160 °C se renueva la banda de rodadura de los neumáticos y antes de que abandonen la producción se vuelven a examinar por quinta y última vez. Solo los neumáticos que están en perfecto estado se ponen a la venta. Los neumáticos recauchutados de calidad que llevan en el flanco la marca de homologación TÜV son sometidos a los mismos exámenes que el resto de los neumáticos nuevos por lo que tienen que pasar todas las pruebas de control, como las pruebas a altas velocidades, las de degaste a largo plazo y las pruebas en las que se pone a los neumáticos al límite de su capacidad de carga. Además hay que añadir que la producción de neumáticos recauchutados está regulada por Directivas de la UE.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Índice de carga

La capacidad de carga máxima permitida que un neumático puede soportar se especifica por medio de un código numérico situado en el flanco del neumático.

Por ejemplo: 195/65 R 15 91 H "91" equivale a 615 kg

La presión de inflado de los neumáticos, el índice de carga y el índice de velocidad están siempre directamente relacionados. La capacidad de carga de un neumático aumenta con la presión y/o cuando se reduce la velocidad.

Se debe tener en cuenta la carga del techo del automóvil y la carga vertical del remolque. Para los neumáticos es extremadamente peligroso, si se cumple uno o varios de los siguientes criterios:

  • Sobrepasar la carga máxima permitida
  • Presión de inflado demasiado baja
  • Velocidad alta
  • Temperaturas exteriores elevadas

Por ello es importante no sobrecargar el vehículo. Si va a realizar un viaje de vacaciones con la máxima carga, la presión de los neumáticos se debe ajustar el valor de la presión de los neumáticos según los valores máximos indicados (véase el manual de instrucciones). En la documentación del vehículo, se indican qué tipo de neumáticos están permitidos para su vehículo.

Fuente: BRV Bundesverband Reifenhandel und Vulkaniseur-Handwerk e.V http://www.bundesverband-reifenhandel.de/

volver arriba

Camodo Automotive AG bei Facebook